Comunidad de regantes APAC de Mequinenza
Comunidad de regantes APAC de Mequinenza

Contacto:

Comunidad de regantes APAC de Mequinenza
Subida castillo 4
50170 Mequinenza(Zaragoza)

 

Teléfono:

Guarda:Sebas Arroyo 629196649

Guarda:Juan R. 648576256

Oficina: 876090745

Admin: 619429739 Araceli

apacmequinenza@gmail.com

apacguarda@gmail.com

 

 

Oficina:

Lunes a viernes de 10:00h.a 13:00h. 

El Gobierno de Aragón da luz verde a la financiación de la ampliación de los regadíos de la Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza

A partir de ahora la Asamblea General de Regantes deberá ratificar el proyecto definitivo para poder proceder a su licitación y posterior ejecución

14 de diciembre de 2018

El proyecto de ampliación de la zona regable de Mequinenza impulsado por la Comunidad de Regantes APAC ya tiene confirmada la financiación por parte del Gobierno de Aragón que asciende al 50 % del coste total de la inversión que ronda los 19,5 millones de euros. A partir de ahora la Asamblea General de Regantes deberá ratificar el proyecto definitivo, cumpliendo con todos los plazos y trámites dispuestos, para poder proceder a su licitación y  ejecución.

El Boletín Oficial de Aragón publicaba a finales de octubre la propuesta de resolución de subvenciones en materia de creación de regadíos, en el marco del Decreto 79/2017, de 23 de mayo, del Gobierno de Aragón, una convocatoria que el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona ha anunciado, en rueda de prensa, ha sido finalmente resuelta.

El proyecto de ampliación contempla la puesta en regadío de 1.362,49 hectáreas que se sumaran a las 1.534 de la zona 1 que se encuentran prácticamente en su totalidad en producción. Las obras previstas incluyen nuevas infraestructuras, captación, tubería de impulsión, balsa de regulación y conducciones de enlace, así como instalaciones eléctricas de media y baja tensión.

La nueva zona regable, la zona 2, es complementaria a la actual y permitirá asegurar el abastecimiento en épocas de sequía, mejorar la respuesta ante posibles incidencias y reducir considerablemente los costes energéticos al mantener los bombeos necesarios en zonas tarifarias valle en toda la zona regable y permitir el riego a presión natural en prácticamente toda la superficie resultante que asciende a 2.900 hectáreas.

Una buena noticia para el futuro de la localidad que se suma al anuncio, esta misma semana, del desbloqueo de las ayudas del Plan MINER que permitirán finalizar las obras de construcción de la Residencia de Ancianos y Centro de Día de la localidad paralizadas desde 2011.

El proyecto de ampliación de regadíos de la Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza, el mejor valorado en la propuesta de subvenciones para la creación de nuevos regadíos

El Boletín Oficial de Aragón ha hecho pública la propuesta de resolución, que una vez aprobada definitivamente, supondría que el proyecto recibiría cerca de 10 millones de euros en ayudas, el 50 % del total, para su ejecución

2 de noviembre de 2018

El Boletín Oficial de Aragón (BOA) publica la resolución de 25 de octubre de 2018, del Director General de Desarrollo Rural, por la que se hace pública la propuesta de resolución de subvenciones en materia de creación de regadíos, en el marco del Decreto 79/2017, de 23 de mayo, del Gobierno de Aragón, para la anualidad 2018. En total se presentaron 9 solicitudes de las que 4 cumplen con los requisitos siendo el proyecto de ampliación de regadíos de la Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza el mejor valorado.

Una noticia que se ha recibido con satisfacción y mucha prudencia en el seno de la Comunidad y que es el resultado de “un minucioso trabajo en la elaboración del anteproyecto avalado por la buena gestión y los resultado obtenidos en la primera fase de los regadíos”, apuntaba Antonio Sanjuán presidente de la entidad. Además afirmaba que “es un paso muy importante pero no es el último, todavía nos queda mucho trabajo por delante a todos los regantes para que lo podamos convertir en una realidad”.

Una vez aprobada definitivamente la resolución dicho proyecto recibiría una subvención de 9.725.926,75 euros de los 19.451.853,50 en los que está presupuestado, es decir, un 50 % del coste total que se desembolsaría en un periodo de 25 años. La propuesta de resolución indica que para el ejercicio 2018 ya se consignarían un total de 317.000 euros de ayuda alcanzando el total de la subvención en 2042. Se trata de un paso más en la ejecución del proyecto de la ampliación que una vez sea definitiva, en un plazo de 10 días, deberá ser aprobada en Asamblea General por parte de los partícipes, cumpliendo con todos los plazos y trámites dispuestos, antes de proceder a su ejecución

El proyecto de ampliación contempla la puesta en regadío de 1.362,49 hectáreas que se sumaran a las 1.534 de la zona 1 que se encuentran prácticamente en su totalidad en producción. Las obras previstas incluyen nuevas infraestructuras, captación, tubería de impulsión, balsa de regulación y conducciones de enlace, así como instalaciones eléctricas de media y baja tensión. La nueva zona regable, la zona 2, es complementaria a la actual y permitirá asegurar el abastecimiento en épocas de sequía, mejorar la respuesta ante posibles incidencias y reducir considerablemente los costes energéticos al mantener los bombeos necesarios en zonas tarifarias valle en toda la zona regable con una superficie resultante de 2.900 hectáreas.

La ampliación de regadío que impulsa la Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza declarada de Interés General para Aragón

El Boletín Oficial de Aragón publicaba el pasado 20 de abril el decreto del Gobierno de Aragón lo que supone un nuevo paso para que el proyecto se convierta en realidad

24 de abril de 2018

La tramitación del proyecto de ampliación de la zona regable que impulsa la Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza  da un paso más tras la publicación del decreto del Gobierno de Aragón con la Declaración de Interés General para la comunidad. Se trata de uno de los pasos necesarios para que el proyecto pueda recibir financiación para su ejecución, un 50 %, una vez se someta a valoración.

El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del ejecutivo autonómico ha llevado a cabo los estudios técnicos necesarios para comprobar el interés social, la adecuación ambiental, la disponibilidad de caudales para el riego y también su viabilidad económica. El proyecto contempla la puesta en regadío de 1.362,49 hectáreas que se sumaran a las 1.534 de la zona 1 que se encuentran prácticamente en su totalidad en producción. La inversión prevista supera los 17 millones de euros.

Las obras previstas incluyen nuevas infraestructuras, captación, tubería de impulsión, balsa de regulación y conducciones de enlace, así como instalaciones eléctricas de media y baja tensión. La nueva zona regable, la zona 2, es complementaria a la actual y permitirá asegurar el abastecimiento en épocas de sequía, mejorar la respuesta ante posibles incidencias y reducir considerablemente los costes energéticos al mantener los bombeos necesarios en zonas tarifarias valle en toda la zona regable con una superficie resultante de 2.900 hectáreas.

Paralelamente se está tramitando la evaluación de impacto ambiental y la solicitud a Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) de la concesión de aguas para un volumen total anual de 7.498.734 m3/año. En ambos casos dichas tramitaciones se encuentran muy adelantadas.

La Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza organiza una jornada técnica orientada a la mejora de la eficiencia del regadío y del abonado

Tendrá lugar el jueves 22 de marzo a las 4 de la tarde en el Spai Jove bajo el título "Manejo de sondas de humedad. Programadores de riego"

20 de marzo de 2018

La Comunidad de regantes APAC de Mequinenza ha organizado una jornada técnica en la que bajo el título “Manejo de sondas de humedad. Programadores de riego" se analizarán diferentes técnicas para la mejora en la gestión y la eficiencia de los recursos hídricos así como en el abonado con el objetivo, en este caso, de evitar los excesos de abonado y la denominada contaminación difusa. Se celebrará el jueves 22 de marzo a partir de las 4 de la tarde en el Spai Jove de la localidad.

Se trata de una jornada que persigue dar soluciones para optimizar los recursos disponibles en ambas áreas con herramientas que mejoren la eficiencia lo que permite ajustar al máximo los costes de producción y preservar el medio ambiente. Para abordar estos asuntos se contará con la colaboración de Agricultura Técnica, de la Comunidad General de Regantes del Canal de Bardenas, de Marcosa Riegos, del Centro Tecnológico Agropecuario Cinco Villas, del Instituto Geológico y Minero de España, de Farrell Instruments y del Ayuntamiento de Mequinenza.

Las Juntas Centrales de Usuarios del Bajo Ebro aragonés y del Guadalope colaborarán para defender los intereses de las comunidades de regantes que las integran

Así se acordó en Mequinenza en junta general ordinaria. El objetivo aunar esfuerzos para poner en marcha acciones conjuntas en cuestiones como el pago de tasas, las parcelas en precario o la energía reservada

8 de febrero de 2018

La Junta Central de Usuarios del Bajo Ebro aragonés acordó en su junta general ordinaria celebrada en el Spai Jove de Mequinenza la semana pasada colaborar con la Junta Central de Guadalope para afrontar acciones conjuntas en cuestiones que afectan a las comunidades de regantes que las integran entre las que se encuentra la APAC de Mequinenza. El objetivo sumar y ganar peso para que las reivindicaciones comunes puedan llegar a buen puerto uniendo así esfuerzos.

Fue una de las cuestiones que se trataron junto con la dación de cuentas del ejercicio y diversos asuntos jurídicos que los participantes plantearon en el apartado de ruegos y preguntas. Además el presidente, Antonio Sanjuán, informó sobre cuestiones relacionadas con las tasas e impuestos de distintas administraciones, las parcelas en precario y la energía reservada, que las eléctricas deben entregar a precio de coste a comunidades de regantes lo que permitiría a las explotaciones a mejorar su rentabilidad al reducirse considerablemente el coste energético.

Aprobado el anteproyecto de ampliación de la zona regable de la Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza con un amplio apoyo

El documento que contempla una inversión de 17,2 millones de euros para incorporar 1.361 hectáreas y reducir el coste energético permitiendo el riego a demanda por presión natural asegurando el abastecimiento

1 de diciembre de 2017

La Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza había convocado a los 215 partícipes de la zona 1, los actuales regantes, y a los 212 de la zona 2, los expectantes, a una Asamblea General Extraordinaria para proceder a la votación del anteproyecto de ampliación de la zona regable, pasando de las 1.534 actuales a las 2.895 previstas. Supondrá una inversión que ronda los 17,2 millones de euros y parte de la premisa de beneficiar a todos los regantes, tanto actuales como futuros, reduciendo costes, permitiendo el riego a demanda por presión natural y asegurando el abastecimiento

El documento fue aprobado por una amplia mayoría en una votación que se realizó con voto ponderado, hasta 5 hectáreas de propiedad se otorga un voto y a partir de ahí otro voto más cada 5 hectáreas. La propuesta salió adelante con el 82 % de los votos a favor de los regantes de la zona 1, 336 frente a 70 y 4 nulos de los 410 votos emitidos, y con el 97 % de los regantes expectantes de la zona 2, 376 votos frente a 10 del total de 386 emitidos.

El apoyo recibido en la votación supone un paso más en la tramitación, que sigue a buen ritmo, y es un refuerzo más a las pretensiones de la Comunidad de Regantes ya que todos los proyectos de nuevos regadíos de Aragón competirán para ser seleccionados entre los financiables con el límite fijado por Europa, en un principio, de 100 millones de euros a repartir entre los proyectos escogidos en virtud de los criterios que fije el decreto que se publicará a principios del próximo año. Una financiación para este regadío social, una vez declarado de interés, que alcanzará el 50 % de la inversión.

El anteproyecto, que prácticamente duplicará la actual zona regable, contempla la construcción de una nueva captación y la reubicación de la actual para rebajar la cota mínima de bombeo desde el embalse de Mequinenza, una nueva tubería de 6,4 kilómetros hasta el actual embalse, con capacidad para 115.000 metros cúbicos, y la construcción de uno nuevo a una cota más elevada con capacidad para 243.000 metros cúbicos que se llenaría desde el existente con un sistema de rebombeo ampliando así la reserva del sistema.

Estos nuevos elementos se sumarán a los que ya están operativos complementándolos permitiendo así realizar los bombeos necesarios en los periodos más económicos, cosa que en la actualidad no ocurre, lo que se traduce en un ahorro aproximado de 218 € por hectárea, regar a demanda durante las 24 horas del día por presión natural en toda la zona regable, a excepción de unas 100 hectáreas, lo que mejorará la eficiencia tanto del riego como del abonado y dar seguridad de abastecimiento en caso de avería grave, al disponer de dos sistemas diferentes, y de sequía, al disminuir la cota mínima de bombeo.

La Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza someterá a votación en asamblea el anteproyecto de ampliación de su superficie regable

Supondrá una inversión de 17, 2 millones de euros y permitirá duplicar la superficie regable, reducir el coste energético y asegurar las reservas hídricas

27 de noviembre de 2017

La Comunidad de Regates APAC de Mequinenza someterá a votación el anteproyecto de ampliación de su superficie regable en una asamblea que se celebrará en la Sala Goya de la localidad el jueves 30 de noviembre a las 7 de la tarde en primera convocatoria y a las 7 y media en segunda. El objetivo es tenerlo todo a punto para la publicación de las bases de la convocatoria de ayudas a nuevos regadíos que el Gobierno de Aragón publicará a principios del próximo año.

El anteproyecto contempla una inversión de 17,2 millones de euros para la puesta en regadío de 1.361 nuevas hectáreas que se sumarán a las 1.534 de la primera fase. El objetivo del proyecto es reducir el coste energético y asegurar las reservas hídricas de los 427 partícipes, tanto regantes como expectantes. Para ello aprovechan las actuales instalaciones y se contempla la construcción de un nuevo embalse de 243.000 metros cúbicos de capacidad a mayor altura, una nueva captación y la reubicación de la actual para rebajar la cota de la toma ubicada en el embalse de Mequinenza.

Se construirá una nueva tubería de 6 kilómetros de longitud para llenar el nuevo embalse que permitirá regar por presión natural a prácticamente toda la zona regable y que permitirá mantener la captación en caso de avería grave al disponer de dos tuberías. Paralelamente se plantea la puesta en marcha de un sistema de generación de electricidad con placas solares y con tecnologías de recuperación para aprovechar la energía del agua almacenada por medio de turbinación.

En cuanto a la financiación correrá a cargo de los regantes y del Gobierno de Aragón al 50 % una vez se publique el decreto que regulará las ayudas a nuevos regadíos, que se concederán por libre concurrencia de ahí la necesidad de contar con un buen proyecto y un apoyo mayoritario para conseguir la máxima puntuación. Con las ayudas concedidas las previsiones del coste a los regantes por hectárea, en una primera aproximación, rondaría los 6.000 euros para la nueva zona regable y los 1.000 para los actuales regantes que también se beneficiarán de las mejoras que supondrá la ampliación.

Medio centenar de agricultores participan en una jornada de formación en Mequinenza impulsada por la dirección general de desarrollo rural del Gobierno de Aragón

Los profesionales, venidos de diversos puntos de Aragón, han conocido la zona regable de la Comunidad de Regantes APAC, su gestión y sus cultivos

27 de septiembre de 2017

Mequinenza ha acogido una jornada de formación dirigida a agricultores de diversas localidades de Aragón, buena parte de la comarca de Los Monegros, con el objetivo de analizar las alternativas aplicadas en la Comunidad de Regantes APAC de la localidad en materia de cultivos y también la gestión que realizan para mantener a raya los costes de producción derivados del consumo eléctrico.

En la jornada, impulsada por la dirección general de desarrollo rural del Gobierno de Aragón, han participado medio centenar de profesionales. Los participantes han visitado las instalaciones de la Comunidad, tanto la captación de aguas como la balsa que abastece la zona regable, donde han conocido la eficiente gestión de los recursos hídricos que permiten mantener el coste energético y por tanto no disparar los costes de producción.

Además han recorrido varias fincas para conocer diversos ejemplos de los cultivos implantados en las cerca de 1.500 hectáreas que la componen donde han podido conocer la diversificación de cultivos y la búsqueda de alternativas a los tradicionales de fruta de hueso, que representan el 30 % de la superficie regable, con apuestas por los frutos secos o la uva de mesa.

El presidente de Aragón se mostraba convencido de que la segunda fase del proyecto de nuevos regadíos de Mequinenza “tendrá la subvención que merece”

Javier Lambán afirmaba que este mes el gobierno autonómico dará luz verde al decreto que permitirá invertir 100 millones de euros en creación de nuevos regadíos en la Comunidad y del que podría beneficiarse el proyecto

9 de mayo de 2017

El presidente aragonés, Javier Lambán, acompañado del consejero de desarrollo rural y sostenibilidad, Joaquín Olona, ha visitado la primera fase de los nuevos regadíos de Mequinenza, impulsados por la Comunidad de Regantes APAC y el Ayuntamiento de la localidad, que llevan 5 años en funcionamiento. Además ha conocido el proyecto de la segunda fase, que supondrá duplicar la superficie regable, hasta las 3.000 hectáreas, y el número de partícipes, hasta superar los 400.

La segunda fase de los regadíos, que supondrá una inversión de cerca de 18 millones de euros, está pendiente de la publicación por parte del gobierno aragonés, tras la autorización de la Comisión Europea, de un nuevo decreto de regadíos que permitirá invertir 100 millones de euros en creación de regadíos en Aragón antes de 2020 con ayudas de hasta el 50 %. El proyecto prevé un segundo punto de captación, una nueva tubería y construir un nuevo embalse a una cota mayor que se abastecería por bombeo del actual, permitiendo regar por presión natural.

Lambán ha anunciado que dicho decreto, que permitirá financiar la puesta en marcha de nuevos regadíos a través de “formulas lo suficientemente atractivas para que los agricultures se acojan a esas ayudas favoreciendo así la expansión de los regadíos”, se publicará durante este mes de mayo. Ha recordado que el decreto fija que las ayudas se concederán por libre concurrencia “valorando los proyectos que se presenten y llegando hasta donde los recursos económicos nos permitan” y se mostraba convencido que la segunda fase del proyecto de nuevos regadíos de Mequinenza “tendrá la subvención que merece”.

Magda Godia, alcaldesa de Mequinenza, ponía el acento en el trabajo que se ha llevado a cabo en la primera fase, cuyas 1.500 hectáreas ya están en plena producción, en el “potencial agrícola de la localidad” como alternativa a la extracción del carbón y en la “necesidad de dar un nuevo impulso a los regadíos para que  la segunda fase, para lo que es necesario el compromiso del Gobierno de Aragón”.

El presidente de la Comunidad de Regantes APAC, Antonio Sanjuán,  se ha mostrado convencido de la viabilidad económica de la puesta en regadío de la segunda fase “que se ha visto reforzado por los resultados en cuanto a producción obtenidos en la primera fase”. Un proyecto que además de duplicar la zona regable permitirá abaratar costos al reducir la factura eléctrica.

La Asamblea de la Comunidad de Ragantes APAC de Mequinenza acuerda incorporar a los regantes expectantes de la ampliación de regadío en el seno de la Comunidad

El acuerdo, al que se llegó por amplia mayoría, permitirá agilizar los trámites para modernizar y ampliar la zona regable hasta las 3.000 hectáreas

30 de julio de 2016

El acuerdo al que llegó la Asamblea Extraordinaria de la Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza, con 679 votos a favor, 65 en contra y 4 en blanco,  integra el sector expectante de regadíos en la Comunidad con voz y voto lo que obliga a llevar a cabo una modificación estatutaria ya que se amplía el perímetro regable y se solicita una modificación de la concesión de caudales. Una modificación de los estatutos que se aprovechará para incorporar las normativas legales actuales.

El objetivo de esta medida es acortar los plazos, facilitar trámites y abaratar los costes de la tramitación de la ampliación de regadíos de las actuales 1.524 hectáreas a 3.000 “para que antes de final de año el proyecto esté redactado y solicitar al Gobierno de Aragón la declaración de interés general”, apuntaba Antonio Sanjuán presidente de la Comunidad. Un proyecto que, decía, es “sostenible económicamente y medioambientalmente” y que marcará “el futuro de los regantes y de la economía y el empleo de la zona”.

También se acordó una derrama de 50 euros por hectárea y año, fraccionada en pagos trimestrales, que deberán abonar los regantes expectantes para hacer frente a los gastos derivados de todo el proceso y que acabarán con la presentación del proyecto de ampliación de regadíos que permitirá el riego por presión natural en toda la zona regable y dimensionar la estructura de bombeo para que utilice las horas valle con el consiguiente ahorro energético. Minimizar el coste energético ha sido la principal razón por la que se ha apostado por esta fórmula.

En cuanto a las grandes cifras del proyecto se calcula que la segunda fase de los regadíos con la incorporación de 1.500 hectáreas supondría una inversión de 18 millones de euros de los que la mitad los aportaría el Gobierno de Aragón. Un primer estudio, a falta de los datos exactos que se conocerán cuando esté redactado el proyecto, estima que el conste por hectárea para los regantes sería de 5.500 euros mientras que para los actuales regantes, que verían mejoradas sus actuales instalaciones, sería de 500.

La propuesta inicial pasaría por aumentar la capacidad de bombeo con un segundo punto de captación y una segunda tubería de mayor diámetro, construir un nuevo embalse a una cota mayor y que se abastecería por bombeo del actual, lo que permitirá regar por presión natural a cualquier hora además de ampliar la zona regable, y plantear la utilización de energías renovables. Con estos elementos podrían mantenerse los aproximadamente 7 céntimos de euro que cuesta bombear un metro cúbico de agua desde el Embalse de Mequinenza para regar cultivos de alto valor añadido en la zona que generan empleo.

La Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza presentará en breve el anteproyecto de la ampliación de la zona regable

Así se anunció en la Asamblea General celebrada en la Sala Goya en la que se informó del cierre del ejercicio 2016 y se aprobó el presupuesto de 2017 que mantiene las cuotas de los partícipes.

30 de marzo de 2017

La redacción del anteproyecto de ampliación de la zona regable de la Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza está en su fase final. El presidente de la Comunidad, Antonio Sanjuan, anunciaba en las Asamblea General celebrada en la Sala Goya la intención de convocar en breve una Asamblea Extraordinaria en la que participaran los actuales regantes y los expectantes para presentar el documento. Por el momento, tras la depuración de las hectáreas inscritas, la ampliación contemplaría unas 1.400 hectáreas lo que supondría duplicar la superficie regable.

Un anteproyecto que, entre otras cuestiones, incluirá un minucioso estudio sobre el coste por hectárea de la ampliación lo que permitirá a los futuros regantes tomar la decisión de seguir adelante con el proyecto antes de que el Gobierno de Aragón haga efectiva la convocatoria de subvenciones a nuevos regadíos tras recibir la autorización de la Unión Europea. Dicha convocatoria está previsto que se publique en la segunda mitad de 2017.

En la Asamblea se dio cuenta del cierre de 2016 que arroja un déficit de 4.000 euros, en un presupuesto del ejercicio que ascendía a 1.034.000 euros, debido a una serie de averías no previstas derivadas del desgaste de las instalaciones por el elevado amueblamiento de las parcelas que alcanza en cuatro campañas el 91 % de la superficie regable.

La cuarta campaña se cerró con 1.394 hectáreas amuebladas y en riego, un consumo de agua de 6,2 hectómetros cúbicos, un 20 % más que 2015 debido al incremento de la superficie regable y a que los cultivos –a plena producción- necesitan más agua, lo que se traduce en 4.400 metros cúbicos por hectárea de media y un consumo eléctrico que supera los 510.000 euros.

En el informe el presidente detalló las mejoras que se han incorporado al sistema y que han redundado en un mejor servicio a los regantes lo que se ha traducido en una considerable reducción de las incidencias. Además se anunció la instalación de sondas de humedad en la zona regable para mejorar la eficiencia de los regadíos, del recurso presentado respecto a la energía reservada, del seguimiento ambiental por parte de SEO Birdlife de la actual zona regable y de la nueva adjudicación del suministro eléctrico a la empresa ENDESA.

La Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza acuerda iniciar los trámites para modernizar y ampliar los regadíos

El objetivo del proyecto es ‘mantener a raya’ los costes energéticos de la zona regable, lo que ha llevado a plantear una ampliación de unas 1.000 hectáreas

24 de diciembre de 2015

La Asamblea Extraordinaria de la Comunidad de Regantes APAC celebrada en la Sala Goya aprobó por una amplia mayoría tomar las riendas del proyecto de modernización y ampliación de la zona regable que ha impulsado el Ayuntamiento de la localidad. El acuerdo adoptado faculta a la Junta para ‘iniciar los trámites para el estudio y formulación de memorias y anteproyectos de la ampliación del regadío social’. Una vez se dispongan de todos los datos se convocará una nueva Asamblea para decidir si se continúa con el proyecto.

El objetivo es ‘mantener a raya los costes energéticos’ de los regadíos por bombeo, tal y como apuntaba el presidente de la Comunidad Antonio Sanjuán. Con las actuales 1.100 hectáreas de cultivos a plena producción el sistema se encuentra al límite de aprovechamiento de las horas valle de tarificación eléctrica. Un nuevo incremento de hectáreas regables, algo que se producirá en breve, obligará a utilizar un horario con una tarificación superior incrementando, por tanto, los costes de producción.

Según los cálculos aportados en la Asamblea, al completarse las 1.534 hectáreas previstas, los costes por potencia contratada para hacer frente a la demanda se incrementarían hasta un 300 % mientras que la energía consumida lo haría hasta en un 200 %. Porcentajes que se traducen en unos 175 € por hectárea y año más de gastos reduciendo la rentabilidad de las explotaciones. Una situación que ha obligado a la Comunidad a ‘mover ficha para hacer frente al inevitable incremento de costes energéticos’.

La propuesta inicial pasaría por aumentar la capacidad de bombeo con un segundo punto de captación y una segunda tubería de mayor diámetro, construir un nuevo embalse a una cota mayor y que se abastecería por bombeo del actual, lo que permitirá regar por presión natural a cualquier hora además de ampliar la zona regable en unas 1.000 hectáreas, y plantear la utilización de energías renovables. Con estos elementos podrían mantenerse los aproximadamente 7 céntimos de euro que cuesta bombear un metro cúbico de agua desde el Embalse de Mequinenza para regar cultivos de alto valor añadido en la zona que generan empleo.

El proyecto de ampliación de regadíos por bombeo en Mequinenza ya suma 1.000 hectáreas de 70 peticionarios

El concejal de agricultura, Antonio Sanjuán, se muestra muy satisfecho con la respuesta y anima a los propietarios, que faltan hasta completar las futuras cerca de 2.000 hectáreas regables de la ampliación, a que se adhieran al proyecto antes de fin de año.

8 de octubre de 2015

La próxima estación de la ampliación de la zona regable por bombeo desde el Ebro de Mequinenza, que supondría la incorporación de unas 2.000 hectáreas a las 1.500 existentes, se ha fijado para final de año. Es la fecha en la que se hará oficial la convocatoria para que proyectos como el que se impulsa desde el Ayuntamiento sean considerados como regadíos sociales, y por tanto la financiación de la ejecución correría a cargo, en principio y a expensas de las disponibilidades presupuestarias, en un 75 % por la administración y en un 25 % por los regantes.

Así lo transmitió el consejero de agricultura del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, en una reunión en la que participaron la alcaldesa de Mequinenza, Magda Godia, el concejal de agricultura, Antonio Sanjuán, y miembros de la junta de la Comunidad de Regantes APAC (Partidas de ‘Auts’, ‘Porxina’, ‘Amat’ y ‘Collada Roja’). La prioridad, aseguraba Sanjuán, es ‘sumar el máximo número de hectáreas posibles al proyecto antes de fin de año para demostrar que es la iniciativa que cuenta con todo el respaldo social’ y recordaba que hasta la fecha se han sumado al proyecto 70 propietarios que representan unas 1.000 hectáreas ‘una respuesta superior a la que tuvimos con el proyecto inicial que pusimos en marcha en 2004’

El concejal reconocía que ‘habrá que competir con otros proyectos en Aragón por la calificación de regadío social’, pero se mostraba convencido de que saldrá adelante ‘nos avala el trabajo que hemos realizado hasta la fecha con la puesta en regadío de 1.500 hectáreas de nuestro término municipal y en las administraciones lo conocen a la perfección’. La ampliación de la zona regable se llevaría a cabo en las partidas del ‘Pla’, ‘Vesecrí’, ‘Punta Plana’ y ‘Carrascas’ con un total de 1.500 hectáreas a las que habría que sumar otras 500 correspondientes al proyecto inicial’.

Según una primera memoria valorada la ampliación, atendiendo a los datos reales aportados por la Comunidad de Regantes APAC, sería rentable y su ejecución supondría una inversión de unos 12.000 euros por hectárea, de los que 3.000 los aportarían los regantes, una cifra que podría reducirse ya que ‘se podrían utilizar algunas de las infraestructuras existentes’ puesto que en realidad podría considerarse como una segunda fase ‘lo que también podría acelerar su ejecución’.

Además recordaba que se sigue luchando por desbloquear la energía reservada, la deuda de las eléctricas por la explotación de los saltos, ‘que nos permitiría disponer de más financiación y un considerable abaratamiento de los costes de producción al rebajarse el precio de la energía para el bombeo’.

El mequinenzano Antonio Sanjuan elegido presidente de los regantes de la Junta Central de Usuarios del Bajo Ebro Aragonés

Entre los objetivos que se ha fijado conseguir el desbloqueo de la energía reservada para abaratar el coste energético del regadío, aumentar el número de comunidades adheridas a la Junta para ganar más peso y formar parte de los órganos de decisión en materia hídrica.

27 de abril de 2015

El presidente de Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza, Antonio Sanjuan, ha sido elegido por unanimidad presidente de la Junta Central de Usuario del Bajo Ebro Aragonés integrada por un total de 15 comunidades de regantes que aglutinan más de 10.000 hectáreas de regadío por bombeo. Sanjuan fue elegido por unanimidad en la Junta celebrada el pasado 17 de abril y sustituye en el cargo a Ramón Godina, de la Comunidad de Regantes  de la Margen Derecha del Río Guadalope de Maella, que hasta la fecha ocupaba el cargo.

El nuevo presidente se ha marcado tres objetivos claros en los cuatro años de su mandato. El principal es seguir trabajando en el desbloqueo de la energía reservada, que las eléctricas deben entregar a precio de coste a comunidades de regantes, lo que permitiría a las explotaciones a mejorar su rentabilidad al reducirse considerablemente el precio de la energía.

También se impulsara que el resto de comunidades de regantes del Bajo Ebro se integren en la Junta Central de Usuarios con el objetivo de que tenga más peso y hacer que forme parte de los órganos de decisión de organismo como la Confederación Hidrográfica del Ebro para que se escuche sus reclamaciones. Entre ellas se encuentra fijar la cota mínima del embalse en 104 msnv (metros sobre el nivel del mar) lo que permitiría que las tomas de agua de las diferentes comunidades asegurasen el suministro en caso de sequía.

El Ayuntamiento de Mequinenza impulsa la puesta en regadío de más de 2.000 hectáreas

Responsables municipales y 70 propietarios de fincas se reunieron por primera vez para ver el interés en iniciar la tramitación del proyecto de nuevos regadíos sociales que supondrían una inversión de más de 20 millones de euros.

6 de marzo de 2015

Con el regadío por bombeo de algo más de 1.500 hectáreas de la Comunidad de Regantes APAC prácticamente a pleno rendimiento el Ayuntamiento de Mequinenza ha comenzado a plantearse la posibilidad de ampliar la zona regable a las partidas del ‘Pla’, ‘Vesecrí’, ‘Punta Plana’ y ‘Carrascas’ con una superficie que rondaría las 2.000 hectáreas de nuevos regadíos. Para el concejal de agricultura, Antonio Sanjuan ‘damos los primeros pasos de un proceso que es largo pero que nos permitirá como mínimo duplicar nuestra superficie regable’.

Sanjuan reconoce que la posibilidad de ‘abaratar los costes energéticos de un bombeo’, si finalmente Confederación Hidrográfica del Ebro consigue la reclamación a las eléctricas sobre la energía reservada, ‘es lo que permitirá que un proyecto como este, complementario al de la Comunidad de Regantes APAC, sea viable’. Asegura que ‘no es una cosa que vayamos a resolver enseguida, es algo que llevará tiempo’. En primer lugar se deberá conocer la voluntad de los propietarios de las fincas para pedir al Gobierno de Aragón que se declare como regadío social, redactar el proyecto, aprobarlo y llevar a cabo su ejecución.

Existen estudios y consultas previas que apuntan a la viabilidad del proyecto y que no tenían en cuenta la posibilidad de una importante reducción del coste energético de 100 euros el megavatio a 8 o 9 euros si finalmente las eléctricas cumplen con lo firmado en las concesiones de explotación de salto de agua hace medio siglo y se destina el 25 % de lo que generan, la llamada energía reservada, a regadíos a bajo precio.

De Pedro asegura en Mequinenza que si se consigue abaratar la energía con las reservas de energía la agricultura en la zona será una “mina”

El Presidente de la CHE se ha reunido con catorce comunidades de regantes que se abastecen del agua embalsada en Mequinenza y Ribarroja por bombeo. También se ha referido al proyecto de limpieza de lodos en el cauce del Segre en la localidad.

27 de febrero de 2015

Xavier de Pedro, presidente de Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), se ha reunida en Mequinenza con un total de catorce comunidades de regantes que toman sus aguas desde los embalses de Mequinenza y Ribarroja entre las que se encontraba la comunidad APAC de la localidad bajo cinqueña. El objetivo del encuentro era explicar de primera mano el proceso en que se encuentra la reclamación a las empresas concesionarias de los saltos hidroeléctricos de la llamada reserva energética.

Ha asegurado que “tener una energía barata ayudará a los agricultores a ser más competitivos” y ha recordado que “el decreto que garantiza que los bombeos son destinos prioritarios de la energía reservada”. En cuanto a cifras ha afirmado que se pasará de los 100 euros el megavatio a 8 o 9 una vez se resuelva el proceso, “si conseguimos pagar la energía a precio de coste generaremos riqueza, sería la principal mina de desarrollo que tendrá Mequinenza”.

Los regantes, cerca de medio centenar, que han participado en el encuentro se mostraban esperanzados con que el proceso llegue a buen puerto y se consiga energía a buen precio para las impulsiones “lo que nos haría ser mucho más competitivos porque reduciríamos nuestros costes de producción haciendo viables muchas explotaciones”, afirmaba Antonio Sanjuan, presidente de la Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza, que incluso se atrevía a pensar en futuro “podríamos plantearnos la posibilidad de poner en marcha otras 3 o 4.000 hectáreas de regadío en nuestro municipio”.

De Pedro, que se mostraba muy molesto con ENDESA por todas las trabas que está poniendo a la hora de “dar algo que está por escrito desde que se otorgó la concesión”, se ha referido al proyecto de limpieza de lodos en el cauce del Segre que recuperaría el Campo Municipal de Regatas del que ha dicho “es un proyecto prioritario pero tiene un elevado coste y los recursos de los que dispone Confederación son los que son” por lo que habrá que priorizar los proyectos “y con eso no lo estoy desvirtuando”.

Por su parte la Alcaldesa de Mequinenza, Magda Godia, que ha presidido este encuentro informativo, se mostraba satisfecha con las explicaciones del presidente del organismo de cuenca “al que le pedimos en su día que nos informara para poder reclamar con justicia lo que nos corresponde, que es mucho, por todo lo que ha aportado Mequinenza”.

Comunidad de regantes de las partidas : Auts, Porxina, Amat y Collada Roja "A.P.A.C."

 

El consejero de Agricultura y Alimentación ha visitado las obras que afectan a 1.535 hectáreas y suponen una inversión de 20,5 millones de euros
Gonzalo Arguilé ha destacado la iniciativa y el esfuerzo inversor de los agricultores del municipio zaragozano

El municipio zaragozano de Mequinenza pondrá en riego la próxima campaña el regadío social más importante de los ejecutados hasta ahora por el Gobierno de Aragón, tanto por número de hectáreas como por inversión. El consejero de Agricultura y Alimentación, Gonzalo Arguilé, ha visitado hoy a las obras del proyecto, que está llevando a cabo la Sociedad de Infraestructuras Rurales Aragonesas (SIRASA), que afectan a 1.535 hectáreas y suponen una inversión de 20,5 millones de euros. Durante el acto, en el que ha estado acompañado de la alcaldesa de Mequinenza, Magdalena Godía, ha destacado la iniciativa y el esfuerzo inversor de los agricultores que han apostado por el proyecto.

 

Gonzalo Arguilé ha hecho hincapié en que los verdaderos protagonistas son los agricultores, "porque son ellos los que han querido que esto suceda". En este sentido, el consejero ha recordado que, una vez han tomado la iniciativa, la Administración tiene que responder con una norma que haga atractivos estos proyectos y, por otro, con sensibilidad para facilitar la realización de los proyectos.

 

El regadío social de Mequinenza está incluido en el Plan Nacional de Regadíos y fue declarado de interés general para la Comunidad Autónoma en octubre de 2008. Las obras que se están realizando se centran en la construcción de las redes de riego, balsas y estaciones de bombeo. En definitiva, una nueva infraestructura de regadío por goteo que consiste en una impulsión desde el embalse de Mequinenza hasta una balsa de regulación de nueva creación con una capacidad de 116.000 m3, para lo cual ha habido que instalar una estación de captación y una de rebombeo. La inversión que realiza el Gobierno de Aragón incluye también las obras de electrificación necesarias.

 

De los 20,5 millones de euros de inversión, el Gobierno de Aragón financia el 75%. El resto será aportado por los 215 agricultores beneficiarios de esta obra. Los cultivos predominantes en esa zona de nuevo regadío son melocotonero, cerezo, olivo y almendro.

 

En los últimos 10 años, en la comunidad autónoma se han invertido más de 23 millones de euros, de los cuales 17,2 han sido de inversión pública y el resto de los regantes.El Gobierno de Aragón ha ejecutado obras de regadío social en 2.470 hectáreas de los municipios de Ainzón, Quinto de Ebro, Ara, la Fueva Norte y Olven. Además, en estos momentos hay en obra 2.259 hectáreas de tres proyectos (como el de Mequinenza, a punto de acabar, Magallón y Mas de las Matas), así como 14 nuevas iniciativas encima en diferentes estados de tramitación o estudio

La modernización de regadíos, línea prioritaria

La dotación presupuestaria del Programa de Desarrollo Rural prevista en los presupuestos para el año 2012 es de 137 millones de euros. Dotación un 7% superior a la del año 2011


El director general de Desarrollo Rural, Luis Marruedo, ha comparecido ante la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de las Cortes de Aragón, para explicar las líneas principales de trabajo de su departamento en esta legislatura. Así, Marruedo ha afirmado que “la modernización de regadíos es una de nuestras líneas prioritarias, a la que dedicamos el mayor esfuerzo inversor”.

“Los presupuestos de cada ejercicio constituyen el termómetro preciso de la apuesta que el Gobierno realiza en el fomento de estas políticas agrarias. Llama la atención, a pesar del delicado escenario financiero y presupuestario que vive nuestra región y el propio país, que estas partidas en su conjunto sean superiores en el proyecto de presupuestos de 2012 a las del ejercicio 2011”, ha precisado Luis Marruedo en su comparecencia ante la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de las Cortes de Aragón.

LA VOZ DEL BAJO CINCA

Antonio Sanjuán y Jesús Llop, presidente y secretario de la Comunidad de Regantes APAC PDF Imprimir E-mail
Jueves, 10 de septiembre de 2009
El proyecto de los regadíos sociales de Mequinenza ha generado muchas expectativas en una población donde la agricultura no ha ocupado hasta ahora un papel protagonista. Como toda transformación en regadío, es un proceso complejo, de muchos trámites administrativos, que se dilatan en el tiempo. En este verano de 2009 estamos, sin duda, en un momento clave del proyecto.

- Parece que hay buenas noticias, han empezado las obras…
Sí, empezaron hace un par de semanas, con el movimiento de tierra para construir el embalse de regulación de riego. Han hecho ya un primer desbroce de tierra, un acopio de tierra vegetal y, seguramente, a partir del 7 de septiembre comienzan la excavación del embalse. 

-¿Han ido las obras según lo previsto en cuanto a plazos?
Se ha alargado un mes, quizá, aproximadamente de lo que teníamos previsto, a finales de junio, pero en cierta medida los retrasos son algo normal en estos casos. Lo importante es que estén acabadas según el plazo de finalización marcado por SIRASA (Sociedad de Infraestructuras Rurales Aragonesa S.A.; la empresa pública dependiente del Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón), en la licitación del concurso, en noviembre de 2011. 

- ¿Se presentaron muchas empresas a la licitación de la obra?  
Por ser una obra de gran envergadura (20 millones de euros) la licitación se publicó en el Boletín Europeo, además del B.O.E, y concurrieron 17 empresas. La obra se adjudicó  a la empresa O.H.L.. Esta empresa ha trabajado con anterioridad en regadíos para SIRASA. Desde la comunidad de regantes esperamos que la obra discurra en el plazo y  términos previstos y en diciembre de 2011 este acabada la infraestructura.

-¿Qué papel juega la Comunidad de Regantes en este proceso?
La comunidad de regantes hemos jugado, jugamos y seguiremos jugando una función importante. En primer lugar, nos estamos encargando de los permisos de ocupación. En este proyecto nos encontramos con varias situaciones distintas: hay ocupaciones temporales, servidumbres de acueducto (paso de tubería), compras de tierras (expropiaciones o, más bien, acuerdos mutuo, ya que casi en un 99% de los casos hemos conseguido un acuerdo amistoso con los propietarios). Y de este trabajo nos hemos ocupado la comunidad de regantes: hablar con los propietarios y conseguir estos permisos. También con el ayuntamiento, porque buena parte de la red de tuberías discurrirá por caminos que son propiedad del ayuntamiento, y también con la Sociedad de Montes de Mequinenza, que también nos ha dado permiso y nos ha facilitado mucho las cosas.  Es una labor en la que llevamos más de un año trabajando, y aún nos quedan algunas, pocas, actas por firmar, y algún caso puntual que seguirá su curso, que se resolverá por proceso de expropiación. 
  La comunidad de regantes también hemos designado una comisión de seguimiento de la obra, que vigilará y controlará el desarrollo de la obra. Otra de nuestras funciones será informar a los vecinos en el momento en que tengan que entrar las máquinas en su propiedad, y siempre con una comunicación directa con SIRASA, en ambos sentidos, informando sobre los diferentes aspectos y las incidencias de la obra.

- Parece ser una obra de gran envergadura, que afecta muchos propietarios...
El total del proyecto afecta a 1634 hectáreas y somos 216 socios (regantes); el volumen es bastante elevado. Además, los propietarios afectados, indirectamente, por ocupaciones o paso de tuberías, son más: han quedado zonas sin regar, huecos... Hemos tenido que contactar con mucha gente. Para haceros una idea, hemos tenido que firmar alrededor de unas 1000 actas. Cada acta representa una parcela que se tenía que ocupar. No es difícil imaginar lo que representa este volumen en cuanto a trabajo. Llevamos trabajando en estas cuestiones desde agosto del pasado año, cuando comenzamos a convocar a los afectados, que han ido pasando por las oficinas para firmar las actas. Además, siempre se introducen pequeños cambios en el proyecto, y por eso a última hora hemos tenido que firmar algunas actas.

 

- En esta transformación en regadío no se contempla un proceso de concentración parcelaria como en Monegros...

Se intentó plantear en una fase inicial del proyecto, pero es inviable porque no tenemos la misma orografía que hay en Monegros, una extensión de terreno plana, uniforme, donde las parcelas solo están separadas por linderos, pero tienen características similares. La nuestra es una zona con muchos valles, barrancos... No es un terreno uniforme que nos permita concentrar las propiedades, hacer lotes y asignarlos.

-¿Qué desembolso supondrá esta obra para los propietarios?
Los agricultores su desembolso son 3.000 euros, aproximadamente, por hectárea. Esto es así porque el Gobierno de Aragón, del presupuesto total, se hace cargo de un 76’20%, aproximadamente. La Ley de Regadíos Sociales especifica que el Gobierno de Aragón financia el 75% de estos proyectos. En nuestro caso, ese porcentaje es algo superior porque el Gobierno de Aragón también ha asumido un sobrecoste provocado por la revisión de precios en uno de los presupuestos incluidos en el proyecto.

 - Tengo entendido que no fue fácil conseguir los avales bancarios...
Así es. El pasado mes de octubre iniciamos los contactos con las  entidades bancarias de la comarca y les solicitamos crédito y financiación para el proyecto de los regadíos sociales de Mequinenza. En el momento de licitar la obra era condición indispensable tener depositado el aval bancario de 5 millones de euros. A su vez solicitábamos financiar esta cantidad en el mayor numero de años posible. No fue nada fácil debido, sin duda, a la situación que coincidía con el momento más  álgido de  la crisis de liquidez bancaria. Al final firmamos con La Caixa y personalmente pensamos que las entidades locales no estuvieron a la altura del momento.

-¿Qué hay previsto plantar en estas tierras una vez transformadas en regadío?
Los cálculos de las necesidades hídricas se han realizado en función de una estimación realizada por SIRASA: un 30 o 35% de cerezos, otro tanto de olivos, almendros… Por las intenciones que manifiestan los propietarios de Mequinenza, parece que son más partidarios de plantar almendros y olivos, pero seguramente se plantará mucha fruta, porque habrá fincas que cambiarán de manos y las comprarán agricultores interesados en producir fruta. En líneas generales, serán tierras dedicadas a producir fruta, almendra y aceitunas, siempre cultivos leñosos y con goteo. Sabiendo que habrá algún propietario que también plantará algo de cereal. Tenemos un caudal asignado y, mientras no se sobrepase, no habrá problema. 

-En una temporada tan difícil para la fruta, ¿qué ambiente se palpa entre los socios?
En Mequinenza no afecta, porque es una fruta muy temprana y prácticamente en julio ya no coge nadie, ya han terminado. Los comentarios con productores de otras zonas, como Fraga, son muy negativos, hay pocas ganas de hacer cosas. Pero hay que tener en cuenta que estas obras finalizarán en noviembre de 2011, veremos entonces cuál es la situación del sector. Y los agricultores que no se dedican a la fruta, que se decantan por el almendro o el olivo, a regar, sin problema. Lo que tenemos claro es que no podemos continuar con producciones mínimas, años sin recoger nada… Están esperando el agua con impaciencia, preguntan con insistencia por el inicio de las obras… Las ganas están y el 2011 se ve lejano. 

-Es decir, que estamos en un momento realmente importante…
Exacto, nos hemos alegrado mucho de ver que las máquinas están trabajando. Se ha realizado ya un desembolso importante para hacer frente a las obras y es importante que se vea movimiento. La previsión de SIRASA es que a finales de año tiene que estar finalizado el embalse. Para este año hay asignados 5 millones de euros por parte del Gobierno de Aragón y algo más de 1 millón de euros por parte de los regantes, así que es conveniente ver que las máquinas están trabajando, da confianza y más tranquilidad a los propietarios.  

El presidente Marcelino Iglesias en el ayuntamineto de Mequinenza preside la firma de un convenio para impulsar el regadío social 

La transformación en regadío se realizará en 1.600 hectáreas

El presidente Marcelino Iglesias preside la firma de un convenio para impulsar el regadío social de Mequinenza

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha presidido hoy en Mequinenza la firma de un convenio de colaboración entre la empresa pública SIRASA y la Comunidad de Regantes en constitución APAC de Mequinenza para la redacción del proyecto del regadío social de Mequinenza. El convenio ha sido firmado por el consejero de Agricultura y Alimentación y presidente del Consejo de Administración de SIRASA, Gonzalo Arguilé, y el presidente de la comunidad de regantes, Antonio Sanjuán.

El anteproyecto tiene un presupuesto de 12,6 millones de euros, de los que 9,5 millones (alrededor del 75% de la inversión) serán financiados por el Gobierno de Aragón. En total, la transformación en regadío alcanzará las 1.600 hectáreas, con aguas elevadas del río Ebro. Está previsto que las obras, incluidas en el Plan Nacional de Regadíos, se inicien en 2008.

REGADIOS SOCIALES

La Comunidad de Regantes Cruz Alta de Ainzón impulsó el primer regadío social en una superficie de 827 hectáreas, una obra que terminó en 2006. En el municipio zaragozano de Quinto se realizó la segunda obra, con 1.234 hectáreas.

Los regadíos sociales incorporan criterios ambientales en la gestión de las zonas de regadíos con el fin de evitar la degradación de las tierras, favorecer la recuperación de acuíferos y espacios naturales valiosos, proteger la biodiversidad y los paisajes rurales y reducir los procesos  de desertificación.

Además, contribuyen a vertebrar el territorio evitando o reduciendo los procesos de pérdida de población, abandono y envejecimiento de las zonas rurales.

Fecha de realización:
sábado, 28 de abril de 2007 00:00:00

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Comunidad de regantes APAC de Mequinenza