Comunidad de regantes APAC de Mequinenza
Comunidad de regantes APAC de Mequinenza

Contacto:

Comunidad de regantes APAC de Mequinenza
Subida castillo 4
50170 Mequinenza(Zaragoza)

 

Teléfono:

Guarda:Juan R. 648576256

Oficina: 876090745

Admin: 619429739 Araceli

apacmequinenza@gmail.com

apacguarda@gmail.com



Oficina:

Lunes a viernes de 17:00h.a 20:00h. 

Comunidad de regantes de las partidas : Auts, Porxina, Amat y Collada Roja "A.P.A.C."

 

El consejero de Agricultura y Alimentación ha visitado las obras que afectan a 1.535 hectáreas y suponen una inversión de 20,5 millones de euros
Gonzalo Arguilé ha destacado la iniciativa y el esfuerzo inversor de los agricultores del municipio zaragozano

El municipio zaragozano de Mequinenza pondrá en riego la próxima campaña el regadío social más importante de los ejecutados hasta ahora por el Gobierno de Aragón, tanto por número de hectáreas como por inversión. El consejero de Agricultura y Alimentación, Gonzalo Arguilé, ha visitado hoy a las obras del proyecto, que está llevando a cabo la Sociedad de Infraestructuras Rurales Aragonesas (SIRASA), que afectan a 1.535 hectáreas y suponen una inversión de 20,5 millones de euros. Durante el acto, en el que ha estado acompañado de la alcaldesa de Mequinenza, Magdalena Godía, ha destacado la iniciativa y el esfuerzo inversor de los agricultores que han apostado por el proyecto.

 

Gonzalo Arguilé ha hecho hincapié en que los verdaderos protagonistas son los agricultores, "porque son ellos los que han querido que esto suceda". En este sentido, el consejero ha recordado que, una vez han tomado la iniciativa, la Administración tiene que responder con una norma que haga atractivos estos proyectos y, por otro, con sensibilidad para facilitar la realización de los proyectos.

 

El regadío social de Mequinenza está incluido en el Plan Nacional de Regadíos y fue declarado de interés general para la Comunidad Autónoma en octubre de 2008. Las obras que se están realizando se centran en la construcción de las redes de riego, balsas y estaciones de bombeo. En definitiva, una nueva infraestructura de regadío por goteo que consiste en una impulsión desde el embalse de Mequinenza hasta una balsa de regulación de nueva creación con una capacidad de 116.000 m3, para lo cual ha habido que instalar una estación de captación y una de rebombeo. La inversión que realiza el Gobierno de Aragón incluye también las obras de electrificación necesarias.

 

De los 20,5 millones de euros de inversión, el Gobierno de Aragón financia el 75%. El resto será aportado por los 215 agricultores beneficiarios de esta obra. Los cultivos predominantes en esa zona de nuevo regadío son melocotonero, cerezo, olivo y almendro.

 

En los últimos 10 años, en la comunidad autónoma se han invertido más de 23 millones de euros, de los cuales 17,2 han sido de inversión pública y el resto de los regantes.El Gobierno de Aragón ha ejecutado obras de regadío social en 2.470 hectáreas de los municipios de Ainzón, Quinto de Ebro, Ara, la Fueva Norte y Olven. Además, en estos momentos hay en obra 2.259 hectáreas de tres proyectos (como el de Mequinenza, a punto de acabar, Magallón y Mas de las Matas), así como 14 nuevas iniciativas encima en diferentes estados de tramitación o estudio

La modernización de regadíos, línea prioritaria

La dotación presupuestaria del Programa de Desarrollo Rural prevista en los presupuestos para el año 2012 es de 137 millones de euros. Dotación un 7% superior a la del año 2011


El director general de Desarrollo Rural, Luis Marruedo, ha comparecido ante la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de las Cortes de Aragón, para explicar las líneas principales de trabajo de su departamento en esta legislatura. Así, Marruedo ha afirmado que “la modernización de regadíos es una de nuestras líneas prioritarias, a la que dedicamos el mayor esfuerzo inversor”.

“Los presupuestos de cada ejercicio constituyen el termómetro preciso de la apuesta que el Gobierno realiza en el fomento de estas políticas agrarias. Llama la atención, a pesar del delicado escenario financiero y presupuestario que vive nuestra región y el propio país, que estas partidas en su conjunto sean superiores en el proyecto de presupuestos de 2012 a las del ejercicio 2011”, ha precisado Luis Marruedo en su comparecencia ante la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de las Cortes de Aragón.

LA VOZ DEL BAJO CINCA

Antonio Sanjuán y Jesús Llop, presidente y secretario de la Comunidad de Regantes APAC PDF Imprimir E-mail
Jueves, 10 de septiembre de 2009
El proyecto de los regadíos sociales de Mequinenza ha generado muchas expectativas en una población donde la agricultura no ha ocupado hasta ahora un papel protagonista. Como toda transformación en regadío, es un proceso complejo, de muchos trámites administrativos, que se dilatan en el tiempo. En este verano de 2009 estamos, sin duda, en un momento clave del proyecto.

- Parece que hay buenas noticias, han empezado las obras…
Sí, empezaron hace un par de semanas, con el movimiento de tierra para construir el embalse de regulación de riego. Han hecho ya un primer desbroce de tierra, un acopio de tierra vegetal y, seguramente, a partir del 7 de septiembre comienzan la excavación del embalse. 

-¿Han ido las obras según lo previsto en cuanto a plazos?
Se ha alargado un mes, quizá, aproximadamente de lo que teníamos previsto, a finales de junio, pero en cierta medida los retrasos son algo normal en estos casos. Lo importante es que estén acabadas según el plazo de finalización marcado por SIRASA (Sociedad de Infraestructuras Rurales Aragonesa S.A.; la empresa pública dependiente del Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón), en la licitación del concurso, en noviembre de 2011. 

- ¿Se presentaron muchas empresas a la licitación de la obra?  
Por ser una obra de gran envergadura (20 millones de euros) la licitación se publicó en el Boletín Europeo, además del B.O.E, y concurrieron 17 empresas. La obra se adjudicó  a la empresa O.H.L.. Esta empresa ha trabajado con anterioridad en regadíos para SIRASA. Desde la comunidad de regantes esperamos que la obra discurra en el plazo y  términos previstos y en diciembre de 2011 este acabada la infraestructura.

-¿Qué papel juega la Comunidad de Regantes en este proceso?
La comunidad de regantes hemos jugado, jugamos y seguiremos jugando una función importante. En primer lugar, nos estamos encargando de los permisos de ocupación. En este proyecto nos encontramos con varias situaciones distintas: hay ocupaciones temporales, servidumbres de acueducto (paso de tubería), compras de tierras (expropiaciones o, más bien, acuerdos mutuo, ya que casi en un 99% de los casos hemos conseguido un acuerdo amistoso con los propietarios). Y de este trabajo nos hemos ocupado la comunidad de regantes: hablar con los propietarios y conseguir estos permisos. También con el ayuntamiento, porque buena parte de la red de tuberías discurrirá por caminos que son propiedad del ayuntamiento, y también con la Sociedad de Montes de Mequinenza, que también nos ha dado permiso y nos ha facilitado mucho las cosas.  Es una labor en la que llevamos más de un año trabajando, y aún nos quedan algunas, pocas, actas por firmar, y algún caso puntual que seguirá su curso, que se resolverá por proceso de expropiación. 
  La comunidad de regantes también hemos designado una comisión de seguimiento de la obra, que vigilará y controlará el desarrollo de la obra. Otra de nuestras funciones será informar a los vecinos en el momento en que tengan que entrar las máquinas en su propiedad, y siempre con una comunicación directa con SIRASA, en ambos sentidos, informando sobre los diferentes aspectos y las incidencias de la obra.

- Parece ser una obra de gran envergadura, que afecta muchos propietarios...
El total del proyecto afecta a 1634 hectáreas y somos 216 socios (regantes); el volumen es bastante elevado. Además, los propietarios afectados, indirectamente, por ocupaciones o paso de tuberías, son más: han quedado zonas sin regar, huecos... Hemos tenido que contactar con mucha gente. Para haceros una idea, hemos tenido que firmar alrededor de unas 1000 actas. Cada acta representa una parcela que se tenía que ocupar. No es difícil imaginar lo que representa este volumen en cuanto a trabajo. Llevamos trabajando en estas cuestiones desde agosto del pasado año, cuando comenzamos a convocar a los afectados, que han ido pasando por las oficinas para firmar las actas. Además, siempre se introducen pequeños cambios en el proyecto, y por eso a última hora hemos tenido que firmar algunas actas.

 

- En esta transformación en regadío no se contempla un proceso de concentración parcelaria como en Monegros...

Se intentó plantear en una fase inicial del proyecto, pero es inviable porque no tenemos la misma orografía que hay en Monegros, una extensión de terreno plana, uniforme, donde las parcelas solo están separadas por linderos, pero tienen características similares. La nuestra es una zona con muchos valles, barrancos... No es un terreno uniforme que nos permita concentrar las propiedades, hacer lotes y asignarlos.

-¿Qué desembolso supondrá esta obra para los propietarios?
Los agricultores su desembolso son 3.000 euros, aproximadamente, por hectárea. Esto es así porque el Gobierno de Aragón, del presupuesto total, se hace cargo de un 76’20%, aproximadamente. La Ley de Regadíos Sociales especifica que el Gobierno de Aragón financia el 75% de estos proyectos. En nuestro caso, ese porcentaje es algo superior porque el Gobierno de Aragón también ha asumido un sobrecoste provocado por la revisión de precios en uno de los presupuestos incluidos en el proyecto.

 - Tengo entendido que no fue fácil conseguir los avales bancarios...
Así es. El pasado mes de octubre iniciamos los contactos con las  entidades bancarias de la comarca y les solicitamos crédito y financiación para el proyecto de los regadíos sociales de Mequinenza. En el momento de licitar la obra era condición indispensable tener depositado el aval bancario de 5 millones de euros. A su vez solicitábamos financiar esta cantidad en el mayor numero de años posible. No fue nada fácil debido, sin duda, a la situación que coincidía con el momento más  álgido de  la crisis de liquidez bancaria. Al final firmamos con La Caixa y personalmente pensamos que las entidades locales no estuvieron a la altura del momento.

-¿Qué hay previsto plantar en estas tierras una vez transformadas en regadío?
Los cálculos de las necesidades hídricas se han realizado en función de una estimación realizada por SIRASA: un 30 o 35% de cerezos, otro tanto de olivos, almendros… Por las intenciones que manifiestan los propietarios de Mequinenza, parece que son más partidarios de plantar almendros y olivos, pero seguramente se plantará mucha fruta, porque habrá fincas que cambiarán de manos y las comprarán agricultores interesados en producir fruta. En líneas generales, serán tierras dedicadas a producir fruta, almendra y aceitunas, siempre cultivos leñosos y con goteo. Sabiendo que habrá algún propietario que también plantará algo de cereal. Tenemos un caudal asignado y, mientras no se sobrepase, no habrá problema. 

-En una temporada tan difícil para la fruta, ¿qué ambiente se palpa entre los socios?
En Mequinenza no afecta, porque es una fruta muy temprana y prácticamente en julio ya no coge nadie, ya han terminado. Los comentarios con productores de otras zonas, como Fraga, son muy negativos, hay pocas ganas de hacer cosas. Pero hay que tener en cuenta que estas obras finalizarán en noviembre de 2011, veremos entonces cuál es la situación del sector. Y los agricultores que no se dedican a la fruta, que se decantan por el almendro o el olivo, a regar, sin problema. Lo que tenemos claro es que no podemos continuar con producciones mínimas, años sin recoger nada… Están esperando el agua con impaciencia, preguntan con insistencia por el inicio de las obras… Las ganas están y el 2011 se ve lejano. 

-Es decir, que estamos en un momento realmente importante…
Exacto, nos hemos alegrado mucho de ver que las máquinas están trabajando. Se ha realizado ya un desembolso importante para hacer frente a las obras y es importante que se vea movimiento. La previsión de SIRASA es que a finales de año tiene que estar finalizado el embalse. Para este año hay asignados 5 millones de euros por parte del Gobierno de Aragón y algo más de 1 millón de euros por parte de los regantes, así que es conveniente ver que las máquinas están trabajando, da confianza y más tranquilidad a los propietarios.  

El presidente Marcelino Iglesias en el ayuntamineto de Mequinenza preside la firma de un convenio para impulsar el regadío social 

La transformación en regadío se realizará en 1.600 hectáreas

El presidente Marcelino Iglesias preside la firma de un convenio para impulsar el regadío social de Mequinenza

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha presidido hoy en Mequinenza la firma de un convenio de colaboración entre la empresa pública SIRASA y la Comunidad de Regantes en constitución APAC de Mequinenza para la redacción del proyecto del regadío social de Mequinenza. El convenio ha sido firmado por el consejero de Agricultura y Alimentación y presidente del Consejo de Administración de SIRASA, Gonzalo Arguilé, y el presidente de la comunidad de regantes, Antonio Sanjuán.

El anteproyecto tiene un presupuesto de 12,6 millones de euros, de los que 9,5 millones (alrededor del 75% de la inversión) serán financiados por el Gobierno de Aragón. En total, la transformación en regadío alcanzará las 1.600 hectáreas, con aguas elevadas del río Ebro. Está previsto que las obras, incluidas en el Plan Nacional de Regadíos, se inicien en 2008.

REGADIOS SOCIALES

La Comunidad de Regantes Cruz Alta de Ainzón impulsó el primer regadío social en una superficie de 827 hectáreas, una obra que terminó en 2006. En el municipio zaragozano de Quinto se realizó la segunda obra, con 1.234 hectáreas.

Los regadíos sociales incorporan criterios ambientales en la gestión de las zonas de regadíos con el fin de evitar la degradación de las tierras, favorecer la recuperación de acuíferos y espacios naturales valiosos, proteger la biodiversidad y los paisajes rurales y reducir los procesos  de desertificación.

Además, contribuyen a vertebrar el territorio evitando o reduciendo los procesos de pérdida de población, abandono y envejecimiento de las zonas rurales.

Fecha de realización:
sábado, 28 de abril de 2007 00:00:00

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Comunidad de regantes APAC de Mequinenza